lunes, 14 de junio de 2010

Virtual Environments for Research in Archaeology (Mark Baker)

Otra interesante presentación de métodos aplicados a la investigación arqueológica

1 comentario:

santon dijo...

¡Salve!
Hace tiempo que sigo de cerca tu blog, que me apasiona por compartir las dos aficiones más opuestas en el tiempo: la arqueología y la informática (en un concepto amplio).
En este "post" veo que nuestros colegas ingleses han hecho un buen trabajo comprobando la usabilidad de nuevos dispositivos aplicándolos al trabajo de campo. Yo mismo estuve pensando crear alguna aplicación para PDA o portátil o tablet, pero como que este trabajo no da para comer, y no está la cosa para arriesgarse a que te roben el material de recogida de datos o que se te rompa por una caída accidental, renuncié a ello.
Los problemas que se evidencian al intentar usar las nuevas tecnologías en el trabajo de campo se basan en la dificultad de leer y escribir en el dispositivo a plena luz del dia y sin usar un teclado. Eso sin contar los problemas de viento, arena, agua y excesivo frio o calor. En todo caso, si obviamos los inconvenientes que representan los elementos, lo más difícil es recoger, de forma rápida y fiable, anotaciones, fotografías, esquemas y datos topográficos.
El hardware actual mejora dia a dia, pero aún está verde. Quizá lo ideal sería utilizar un software capaz de transcribir la voz, pero aún está por hacerse, porque las posibilidades actuales se quedan cortas.
Para acabar, debo decir que la escritura con lápiz y papel (sí, sí... lápiz, porque se puede borrar y no se "corre") resulta esencial, por su comodidad y efectividad demostrada. El paso de datos "en limpio", mejor en casa o en una caseta habilitada para ello cerca del yacimiento, para evitar la pérdida o introducción errónea de los datos.
En todo caso, los ingredientes principales en todo trabajo de recogida de datos es, como siempre, mucho esmero y cariño.

En fin, que tu blog me ha encantado.!Espero que publiques pronto otro "post"!

Salud!