Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2010

La naturaleza de la información arqueológica o el complejo de navaja suiza

Imagen
Tras este título, casi postprocesualista, es importante repasar realmente que herramientas necesitamos en el trabajo arqueológico. La navaja suiza es el paralelo que se establece entre el arqueólogo y las diferentes funciones que realiza tanto en los momentos previos de una investigación hasta el final de la misma.

Antes de abordar algún tipo de intervención arqueológica (excavación, prospección, o variantes sobre éstos) es necesario crear una serie de datos e informes, científicos, financieros, permisos, etc...
Generalmente este paso lo podemos solucionar con un procesador de textos, unas tablas, una base de datos y si queremos una herramienta de planificación. Si añadimos planos un programa a tal efecto (aquí empezamos a desplegar la navaja suiza, en ocasiones la falta de presupuesto nos impide contratar un delineante con conocimientos de CAD y somos nosotros mismo los que tomamos datos, los pasamos a limpio, etc) y con las fotos, lo mismo.

En la propia intervención, podemos seguir uti…